¿Por qué es Importante Desarrollar la Inteligencia Emocional en Niños Pequeños?

El concepto de inteligencia emocional ha llegado a prácticamente a todos los rincones del mundo, en forma de tiras cómicas, programas educativos, libros, etc.

El tema de la inteligencia emocional es actual y de gran relevancia. Muchos se preguntan por qué precisamente se produjo el “boom” de este tema. Una razón muy importante según Claudia Sandino (2003), autora del libro Inteligencia Emocional para Padres, es la realidad social existente que, con sus múltiples presiones y abruptos cambios, ha desencadenado una serie de hechos como por ejemplo aumento de conductas delictivas y/o agresivas en niños cada vez menores, aumento de depresiones infantiles, en el consumo de drogas y alcohol,  aumento de enfermedades como la anorexia y bulimia.

También se ha visto la incrementación de divorcios, mientras que en el ámbito laboral, las licencias por estrés y depresión está aumentando crítica y rápidamente.

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

Daniel Goleman, autor de La inteligencia emocional (1997), postula que la inteligencia emocional es una capacidad que nos permite conocer y manejar nuestros propios sentimientos, interpretar o enfrentar los sentimientos de los demás. Se puede comprender la inteligencia emocional como una capacidad administrativa de las habilidades socio-afectivas y que implica la habilidad para instrumentalizar nuestras emociones con el objetivo de optimizar nuestro desempeño frente a la vida. Cabe destacar que para poder administrar algo debemos conocer a fondo las características de aquello que pretendemos manejar, y éste es el caso de nuestras emociones. En resumen, se podría decir que en la base de la inteligencia emocional existe una intencionalidad y un trabajo de la voluntad.

Varios estudios han demostrado que las personas emocionalmente expertas, cuentan con muchas ventajas en diversos aspectos de la vida, por ejemplo plano laboral, familiar, relaciones interpersonales, productividad, etc). Una persona emocionalmente experta es mas capaz de conectarse con su aspecto emocional, conocer y manejar bien sus sentimientos, y a la vez, interpretar y enfrentar con eficacia y adecuación, los sentimientos de los demás.

Para poder desarrollar estas habilidades emocionales es imperativo contar con una clara conciencia de uno mismo. Esto significa desarrollar una atención progresiva hacia nuestros propios estados internos, preguntarnos qué sentimos, qué desencadenó esa emoción, porque reaccionamos de determinadas maneras frente a determinadas situaciones o personas. Si poseemos esta conciencia autoreflexiva, la mente es capaz de observar, investigar y analizar la experiencia, incluidas las emociones. De esta forma, se nos hace mas fácil comprender estas emociones y el impacto que tienen en nuestra vida.

Componentes de la Inteligencia Emocional

  1. Conocer la emociones propias: La clave de la inteligencia emocional es tener la conciencia de uno mismo siempre presente (es decir, el poder reconocer un sentimiento mientras ocurre). Teniendo mas certeza con respecto a nuestras emociones es una buena guía para las elecciones que tomamos, desde casarse hasta elegir entre un trabajo u otro.
  2. Saber manejar las emociones: Se basa mayormente en la capacidad anterior. Las personas que saben serenarse y librarse de ansiedad, irritación o melancolías excesivas se recuperan con mayor rapidez de las derrotas de la vida.
  3. Automotivación: Las personas que saben controlar la impulsividad y que también saben esperar para obtener su recompensa. Es así como cumplen con sus objetivos y logran estar mas conformes con sus logros.
  4. Empatía: Es la capacidad para reconocer las emociones de los demás, saber qué quieren y qué necesitan son las habilidades mas fundamentales para poder establecer relaciones sociales y vínculos personales.
  5. Saber manejar las relaciones: Esto significa saber actuar de acuerdo con las emociones de los demás: determinan la capacidad de liderazgo y popularidad.

Claves para ayudar a nuestros hijos/hijas a desarrollar su Inteligencia Emocional

Siempre hay que tener en cuenta que tú, como padre o madre, eres su principal modelo de cómo se comporta una persona con inteligencia emocional. Por esto mismo, es imperativo analizar el nivel de tu inteligencia emocional.

Es indispensable darle mucha importancia a la educación de las emociones en la familia y sobretodo animar a desarrollar las 5 competencias básicas de la Inteligencia Emocional.

  1. Ayuda a tus hijos/as a darse cuenta y entender lo que siente, y a aceptar y validar sus emociones. Trata de “devolver” una imagen realista, pero fundalmente, positive de él o ella misma. Anímalos a definirse, a describirse, tal y cómo es, por ejemplo, ayudandolos a “poner nombre” a lo que siente. De esta forma, promueves que sea más reflexivo sobre las cosas que hacen y sienten y sobre sus consequencias. Así aprenderán a expresarse mejor emocionalmente. Dales tiempo y ten paciencia si no se expresan. Escucha atentamente cualquier declaración emocional. Trata de no agobiarlos ni interrogarlos sobre estos temas. Así creas climas de confianza. Es importante que te presentes como modelo de expresión emocional: habla de lo que sientes delante de ellos/ellas sin necesidad de que te lo pregunten (esto aumenta las autorevelaciones).
  2. También favorece que aprendan a controlar aquellas emociones que los hacen sentirse mal o que hacen sentirse mal a otros y que no le ayudan a conseguir sus propósitos. Anímalos a darse más cuenta de las situaciones que les hacen tener los arrebatos de rabia. Trata de mostrarles otros caminos alternativos a las explosiones de ira. De esta forma los ayudas a reinterpretar las situaciones que los hicieron enojarse tanto. Podrías proponerles de que cuando estén muy irritados que deberían enfriar el enojo, que cuenten hasta 10, o que salgan a dar un paseo. Favorece que exprese su malestar y enojos sin dañar: “estoy muy enfadado porque…”.
  3. Ayuda a fijar sus propias metas y a ser constante, autodisciplinado, y en definitiva, responsable. Ayúdalos a tener objetivos, sobre todo, a media y largo plazo. Enseñar a perservar es muy importante y animarle a acabar lo que comienza desde muy pequeño/a. También es importante reconocer el esfuerzo y la persistencia en sus trabajos. A
  4. Anímalos a interesarse por los demás: por lo que otra gente siente, por lo que hacen. Es imperativo desarollar la empatía. Hacerle ver los climas emocionales en los que se mueve y animarle a interesarse por los estados de ánimo de los demás. También es una buena idea hacerle sensible a las problemáticas sociales y animarle a que desarrolle un juicio crítico y una actitud activa ante ellos.
  5. También es importante que te intereses en que desarrollen sus habilidades sociales para relacionarse mejor con otras personas y así poder resolver por sí mismo/a sus problemas.

Como padres debemos tener presente que a medida que los niños crecen y cambian, también cambian sus problemas. Para que las lecciones emocionales sean más efectivas, deben ir junto con el desarrollo del niño, y ser repetidas en las progresivas etapas de crecimiento. El objetivo principal es adaptarse a los cambios de comprensión en los niños y a los desafíos que tenga que ir enfrentando a medida que vayan madurando. Cabe destacar que es indispensable tener presente la edad de nuestros hijos para poder explicarles las cosas de una manera correspondiente y exigirle en la medida de sus capacidades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

One thought on “¿Por qué es Importante Desarrollar la Inteligencia Emocional en Niños Pequeños?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s